domingo, junio 12, 2016

En Siegen.

Siegen es uno de los lugares con menos horas de sol al año en Alemania. Desde aquí, el sonido de los truenos se confunde a diario con los ecos de las fábricas que se reparten por la rivera del río.
A pesar de todos esos sonidos, el silencio reina la mayor parte del tiempo en el valle, convirtiéndolo en el lugar más solitario y lleno de paz en el que nunca había estado.
Alejarte del resto del mundo, de todos tus seres queridos, te ofrece una perspectiva diferente de ti mismo. Te replanteas si merece la pena sufrir por la gente que te rodea, o es mejor dejarlo ir y empezar de cero.
Hacía muchos años que no me iba a la cama entre lágrimas. Meses que no escribía mientras lloraba. No es la primera vez que había dejado de escribir, ni esta será la última vez que vuelva a la escritura para cambiar mi vida.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Escribes hermoso.