domingo, marzo 29, 2015

Tu sonrisa

Tu sonrisa.
Tus ojos.
Justo al final, cuando creo que ya no puedo soportar ni un segundo más sin ellos, mi mente los devuelve a mi, en forma de flashes.
Me engaña.
Me hace creer que puedo morder esos labios. Mirar a esos ojos tan de cerca...

Pero tú no estás aquí. Y esa parte de mi que se mantiene cuerca, que me susurraba al oído que todo esto era una simple locura, ahora me grita que esos ojos, que esa sonrisa, son solo un producto de mi imaginación.

Si te tuviera aquí,
¿qué te diría?
Que ahora lo tengo claro. Tan claro como el agua.
Tú eres lo que llevaba tanto tiempo esperando.

No hay comentarios: