domingo, marzo 10, 2013

Oscuridad

Ya no tengo miedo a la oscuridad.
El silenico.
El olvido.

He pasado mucho tiempo pasenado por el límite. Sin preocuparme por la caída.

Ya no tengo miedo al miedo.
La muerte.
El desamor.

Lo que me horroriza, lo que me consume... Lo que me obliga a pasar las noches en vela y me asfixia cuando cierro los ojos es algo que ya no tiene remedio.

Estamos muertos. Estamos muertos desde el mismo instante en que vivimos.
Yo solo temo a la vida, y la lenta agonía que me lleva a perderla.

Foto by:  http://www.mundofotos.net/usuario/_tinkerbell_