martes, febrero 21, 2012

Se acabó el cuento.


Se acabó el cuento, y el cuento se acabó.

Aguantar las escusas. Soportar las esperas. Creer que con una mirada puedes recompensarme por tus desplantes, tus insultos, tus celos, tus mentiras.
Se acabó el creer que con un beso voy a perdonarte tus infidelidades, las noches en vela, las discusiones, todas esas inseguridades.
No lo llames amor.
Lo que me mantenía ciega eran mis esperanzas en una relación sin futuro.
Tú puedes seguir siendo un niño. Yo voy a dejar de ser la tonta que siempre te creyó.
Hoy se acaba el cuento.
Hoy termino con esta maldita historia.