jueves, febrero 24, 2011

Mi ángel.

Sabes que hoy no estoy aquí por mi; solo es para ti.
El 25 de febrero nunca fue un buen día para ponerse a recordar. Tampoco fue un buen día para repirar. Desde hace tiempo no es un buen día para nada.
Mi ángel verde y gris seguirá merodeando por entre tantos momentos especiales que tengan que llegar.
Él me recuerda cada día que no quiso irse, que no quiere irse aún.
Pero de forma irremediable, su luz va apagándose lentamente dentro de mi.


jueves, febrero 10, 2011

Eres fugaz.

Hace mucho que no necesito obligarme para sonreir.
Hace aún más que no lloro.
Hace tanto tiempo que vivo inmersa en un estado de plenitud...
Y vivo con miedo. Vivo con el miedo de despertar un día, y descubirr que en realidad, no he aprendido a convivir con esa característica tuya que te representa: la fugacidad.
Quiero vivir hoy. Quiero verte hoy. Quiero mirarte a los ojos hoy.
Bailar toda la noche. Aprovechar cada momento. Beber en exceso. Cerrar el último bar abierto a esas horas, y no olvidar nunca esta nuestra primera madrugada.

sábado, febrero 05, 2011

Unas semanas sin verte...



... siguen pareciéndome años.

Y me duelen los labios.