jueves, enero 13, 2011

Tengo y no tengo nada.




Ahora que he aprendido a volar, no volveré a cortarme las alas a menos que esté completamente segura de haber llegado a mi destino definitivo en tierra.
Es demasiado doloroso tener que hacerlas crecer de nuevo para volver a reanudar el vuelo.

1 comentario:

Maria Jose dijo...

Hola visite tu blog http://mi-mundo-sin-ti.blogspot.com/ y me resulto muy agradable, tienes información muy interesante, me encantaría que intercambiáramos links con una red de blogs que administro y de esta manera ayudarnos mutuamente a difundir nuestras páginas.
espero tu gentil respuesta.

muchos saludos

Maria Jose
delpilar1011@hotmail.com