martes, diciembre 13, 2011

Como la luz de un sueño, que no raya en el mundo pero existe. L.G.M.

Cuando te miro, me toco la ceja izquierda. Lo hago siempre que me pongo nerviosa.
Cuando nos cruzamos sonrio, te saludo y al darme la vuelta, fuera de tu vista, cierro los ojos y respiro profundo.
Me embeleso cuando hablas.
Miro tu boca y encuentro una llama encendida.


Me da miedo decirlo por que no sé quererte, pero te quiero. Y aún más miedo siento cuando veo lo cerca que vivimos y lo fácil que sería quebrarme si te viera en brazos de otra.
Me voy a la cama sosteniendo un alma rota, con la única esperanza de poder recomponerla durante mis noches.
Tú y lo que siento por ti sois la prueba más ferviente de que sigo viva. Aunque odie el precio que estoy pagando por ello.

domingo, noviembre 27, 2011

¿Qué camino he de escoger?


La vida solo sirve para morirse. Y no es hasta justo antes de la muerte, cuando nos damos cuenta de que la hemos desperdiciado. Nos arrepentimos de lo que fuimos, de nuestros actos, de las palabras y momentos que faltaron. Pero yo no quiero arrepentirme nunca de mis decisiones sobre ti.
Soy consciente de las deficiencias en mi vida. Y no encuentro manera alguna de resolverlas. Pero tú me recuerdas cada día que existe una salida.
Cuando las calles huelen a tierra mojada, es imposible huir de la lluvia. Por que puedes cerrar los ojos para no verla, o tapar los oidos para no escucharla, pero es imposible dejar de respirar, dejar de sentir que sigue ahí. 
Contigo pasa algo parecido.
Intento no verte. Huyo cuando nos cruzamos. Soy incapaz de sostenerte la mirada. Pero tú sigues parado, justo enfrente. Recordándome que es imposible ignorar la lluvia.
Y he de tomar una decisión. Escoger un camino. 
Seguir a mi corazón y volver a perderme, arriesgarlo todo para ganarte.
O hacer oidos sordos a lo que quiera que mi alma esté gritando, encerrarla en el lugar más recóndito de mi cuerpo, y seguir con la rutina, esperando que algún día su voz se apague junto con tu luz.

jueves, noviembre 03, 2011

No sé volver.

Me siento extraña.
Completamente vacía.
Soy incapaz de llorar por ti. A penas pienso en ti. Y hoy me di cuenta de que ya no te quiero.
Y lo cierto es que a veces preferiría hacerlo, aunque tú ya no lo hicieras.
Ahora que ya no te extraño, que ha dejado de doler, no me siento viva.
Ni tan si quiera escribir me hace respirar.
En la cabeza solo tengo problemas, y el día a día se ha transformado en una desoladora monotonía.




Me he quedado en medio del mar subida en una barca sin remos. Te los regalé justo antes de jurarte que volvería. Y ahora no sé volver.


martes, octubre 04, 2011

Hoy te echo de menos.

Hoy te echo de menos.
Es la frase que más suelo repetir estos últimos días.
Hoy echo de menos a mis amigos, mi familia, mi habitación. Y hoy te echo de menos a ti.

Cada vez que lo pienso, duele. Y siento que te voy perdiendo.

Por que lo más cerca que estoy de tenerte, es en esa vieja foto de carné en mi cartera. Por que lo más nuestro es un sentimiento que nos dice lo imposible de esta pasión.

No me queda nada más que decirte. Simplemente que hoy te echo de menos. El resto de los sentimientos, hacen cola en la puerta de mi corazón.

lunes, agosto 01, 2011

Carta para el día en que vuelvas a pensar en mi.

 
No sé que hora es, ni tampoco cuanto tiempo llevo dando vueltas en la cama incapaz de dormir.
Pienso en ti. Pienso en ti por que ya no existe.
No sé si lo sabías, pero desde que conseguí olvidarte, no he sido capaz de amar de nuevo.
Tengo miedo.
Tengo miedo de llorar, de reir, de sentir.
Tengo miedo de descubrir que de repente un día ya es demasiado tarde.
Tú nunca lo has sabido, ni quizás lo sepas. Pero tendrás el derecho a conocerlo el día en que vuelvas a pensar en mi. Esta carta está escrita para ese día.
Mientras tanto, seguiré con vida ahora que las heridas ya no duelen.

domingo, julio 24, 2011

Daño.

Llevas razón.



Lo nuestro no es posible sin hacer daño a alguien.
Pero no sé exactamente en que momento exacto de nuestra historia, dejó de importarme el daño que le causábamos a ella, para centrame en nuestra felicidad.
En cualquier caso también sabes, que no puedo esperar eternamente. Y es precisamente ahora cuando te aviso, que tu cuenta atrás ha empezado.
Llega el momento de que tomes decisiones.

sábado, julio 16, 2011

He vuelto.

Hoy es la primera vez después de quince días que llego sobria a casa. Quizá esa sea la razón por la cual he dejado de escribir. He perdido la ilusión, la alegría.
Sé que lo único que hago, es fabricar una falsa libertad. Creo dejar todos los problemas que me agobian a un lado por unas horas. En realidad, solo anestesio mi dolor.
No quiero la verdad. Prefiero que me trateis como una niña y que nunca me conteis la verdad.
A estas alturas me he dado cuenta, que al final del cuento, el único feliz es el más ignorante.

lunes, mayo 16, 2011

Did I disappoint you or let you down?

Dicen que somos la suma de todos nuestros recuerdos. Olvidarte sería, exactamente, arrancar una parte de mi pasado y una parte de mi.
La vida me estresa. Paso más de doce horas al día fuera de casa, agobiada. Y al llegar, ni si quiera me consuela el poder dormir tranquila y en paz.
Sin embargo, sé que lo necesito. Tener la mente tan ocupada, hace que a penas piense en ti. A penas.
Pero no puedo seguir así.
Sé que es demasiado complicado.
Ir en contra de lo que deseo, de lo que busco. En contra de mi misma.
A partir de hoy, y si alguna vez volvemos a encontrarnos, me obligaré a reprimir mis instintos cuando observe alguno de tus gestos, y nunca más volveré a buscarte en esos océanos de miradas que me pierden.

Vuelvo a vivir de espaldas al corazón.

domingo, mayo 08, 2011

Calentaba el alma a base de recuerdos.




O al menos, eso solía bastar...
Ahora que los recuerdos van desapareciendo, solo me haces falta tú.

miércoles, abril 20, 2011

Cuanta decepción

Aquella tarde, cuando abrí la puerta, descubrí que la casa estaba a oscuras. Y también vacía. Me recordó a mi corazón, ese ser solitario en el que se había convertido en los últimos tiempos.
Poco después, entré en mi habitación. Los recuerdso en miles de fotos amontonadas, los diplomas apilados en las estanterías... Había perdido la ilusión por el reconcimiento a mi trabajo y la alegría al revivir tiempos pasados. Se me escapaba la vida de las manos. Más no la vida de mi cuerpo, si no la entereza de mi alma. De este alma mia que se pudría en el tormento de no saber elegir.


Abrí mi maleta. Un pantalón largo y un abrigo, haría frio.
Pero no tenía rumbo, no existe ningún destino en el que pueda dejar atras al mundo.

martes, abril 12, 2011

Sentir no es suficiente

 
Sentir no es suficiente. Tampoco intentar mejorar.
Creía que ser mejor persona me haría feliz, pero solo consigo sentirme utilizada.
El amor no es hermoso. Son solo momentos, miradas y palabras que se pierden en un instante y duelen para siempre. Duelen incluso justo antes de existir.
Y yo solo tengo algo seguro: no quiero volver a sentirlo.

domingo, marzo 27, 2011

Siguen siendo tú.

Yo ya no vivo, ni sueño
tampoco escribo.
Solo me dedico a deambular
a recorrer estos pasillos vacíos.
Y callar, callar, callar.
Escuchar sus voces en silencio.Y reprimir mis ganas de dar media vuelta y plantarles cara.
Ya no lloro, ni siento pena por mi.
Este es el final catastrófico para el que llevaba tanto tiempo preparándome.
Al fin y al cabo siempre he sabido, que tú nunca lo harías posible.

jueves, marzo 10, 2011

Vuoi sapere cosa penso?



Se ti dico che ogni volta che mi sveglio
non ho chiaro cosa voglio
è da ieri che ti penso
vorrei sapere per davvero ma tu come stai
e dirti tutte quelle cose che non direi mai

jueves, marzo 03, 2011

CINCO


¿Significa algo para ti ese número? Tiene una explicación.
Cinco.
Cinco es el número de veces que nos hemos visto este último año.
Y sesenta y ocho el número de días que hace que no nos vemos.
Pero no me preocupa. Lo mejor de esto es, precisamente, descubrir que a pesar de todo el tiempo que pasó, solo necesito una mirada para saber que sigue vivo, en algún lugar que estoy dispuesta a encontrar.

jueves, febrero 24, 2011

Mi ángel.

Sabes que hoy no estoy aquí por mi; solo es para ti.
El 25 de febrero nunca fue un buen día para ponerse a recordar. Tampoco fue un buen día para repirar. Desde hace tiempo no es un buen día para nada.
Mi ángel verde y gris seguirá merodeando por entre tantos momentos especiales que tengan que llegar.
Él me recuerda cada día que no quiso irse, que no quiere irse aún.
Pero de forma irremediable, su luz va apagándose lentamente dentro de mi.


jueves, febrero 10, 2011

Eres fugaz.

Hace mucho que no necesito obligarme para sonreir.
Hace aún más que no lloro.
Hace tanto tiempo que vivo inmersa en un estado de plenitud...
Y vivo con miedo. Vivo con el miedo de despertar un día, y descubirr que en realidad, no he aprendido a convivir con esa característica tuya que te representa: la fugacidad.
Quiero vivir hoy. Quiero verte hoy. Quiero mirarte a los ojos hoy.
Bailar toda la noche. Aprovechar cada momento. Beber en exceso. Cerrar el último bar abierto a esas horas, y no olvidar nunca esta nuestra primera madrugada.

sábado, febrero 05, 2011

Unas semanas sin verte...



... siguen pareciéndome años.

Y me duelen los labios.

lunes, enero 31, 2011

Solo me consuela pensar que nunca nadie te escribirá desde tan al fondo como yo lo hice.

Es cierto.
Hoy he llorado.
Pero no por ti.
Si no por mi.

Es cierto.
Hoy he llorado.
Pero no por mi.
Si no por ti.

Y mañana no lloraré de nuevo. Por ninguno de los dos.
Solo lloraré por nosotros.
Ese nosotros que nunca existió.

Lloraré por las madrugadas que vamos a perder. Que nunca se darán.
Esas oportunidad que no volverán jamás.
Y después, nunca más lloraré.

El amor parece único y verdadero cada vez.  Y duele. Y duele. Y duele aún más si es posible. Hasta que parezca que el corazón rebentará.

Y ayer creía que te olvidaba, y hoy, de repente, al despertar, te encuentro merodeando por mis pensamientos; tan hermoso como siempre, tan desgarrador como nunca.
No me quieras más. Yo mañana voy a dejar de amarte.
Si. Lo he decidido.
Definitivamente, se acabó.

Se acabó y sé que nunca terminará.

martes, enero 25, 2011

Silencio.

Me gusta el silencio.
Me gustan los ruidos del silencio.
Me gusta la tranquilidad del silencio.
Me gusta la serenidad del silencio.
Me gustas tú en medio del silencio.
Me gustas tú en todos lados.
Me gustas tú, y me gusta el silencio.
¿Por qué nunca nos hemos encontrado en medio del silencio?
Te invito a charlar un rato a solas en silencio.
Sin separar los labios, como me gusta charlar cuando se está a solas.
Te invito a mirarnos sin abrir los ojos, solo tocando, oliendo, sintiendo de verdad.
Te invito a pasar toda una noche soñándonos, estés donde estés.


Hoy he vuelto a buscarte. Creo que voy a memorizar todas las arrugas de esa camiseta blanca y roja. Exprimo demasiado lo único que sé de ti.

sábado, enero 22, 2011

Esperanzas renovadas.

Voy a contarte un secreto.
En realidad, TODO es una ilusión.
La fama, la gloria, el honor, el dinero, el poder, la belleza, el amor...
Son vanos fantasmas de niebla y polvo.
Lo único real es la esperanza, pero no en ningún Dios, medicamento o billete: si no la esperanza en NOSOTROS MISMOS.


Suerte en los exámenes de febrero.

jueves, enero 13, 2011

Tengo y no tengo nada.




Ahora que he aprendido a volar, no volveré a cortarme las alas a menos que esté completamente segura de haber llegado a mi destino definitivo en tierra.
Es demasiado doloroso tener que hacerlas crecer de nuevo para volver a reanudar el vuelo.