domingo, noviembre 28, 2010

El tesoro.

Ahora que se acerca la navidad, he recordado un regalo que hice un año atras.
Guardaba la tarjeta que acompañaba a ese regalo como un tesoro. Nunca llegué a entregarla.
Hoy la he vuelto a leer. Hablaba sobre arena de la playa entre las páginas de un libro.
Seguiré guardando esa tarjeta, mirando con nostalgia el cajón dónde la guardo.
Solo espero que al otro lado, alguien mire de vez en cuando su estantería.

2 comentarios:

Rocco Lampone dijo...

Buen escrito, la sensación de leer en la playa un día de mar algo revuelto es inmejorable...

Seguro que quien recibió el regalo se acuerda, aunque sea alguna vez...

un saludo!

PATRICIA dijo...

Gracias Rocco!
Yo también espero que de vez en cuando se acuerde de mi.
=)
Un saludo