miércoles, agosto 18, 2010

Son las 13:55

 
No suelo dejarme engañar por nada de lo que veo, por nada de lo que oigo. Y sin embargo hoy, al visitar algunos de los pensamientos que guardaba en una habitación oscura del recuerdo, me he dado cuenta que con el tiempo habían adquirido un tono singular. 
Mark Twain decía: 
Cuando era joven podía recordar todo, hubiera sucedido o no.
Aún hoy no sé si puedo diferenciar lo que es real y lo que no. Pero siempre he estado aquí para intentar averiguarlo.





 

No hay comentarios: