viernes, junio 25, 2010

Hoy voy a dormir en el suelo. Incluso el roce de las sábanas me resulta insoportable ya.
Y es que me duele cada célula de piel que has tocado, o al menos, que he soñado que tocabas.

No hay comentarios: