viernes, mayo 07, 2010

... y todos los días un poco mas cerca.


Sé que la vida es mucho más que una simple tarjeta de embarque. De ella nos servimos para sentirmos completos, para recorrer un camino por las tierras de la felicidad y lo desconocido, para conocernos un poquito mejor.
Mi cabeza se llena de recuerdos. ¿Olvidaré algún día las visitas de estación en estación? ¿Lo que se sentía al pasar tardes, mañanas y noches escribiendo hasta caer rendida?
Es cierto que te echo de menos.
Pero no temeré al futuro, a los retos aparentemente imposibles o las inevitables caidas por lo tortuoso del camino. Llevo casi diecinueve años preparándome para salir airosa, y más fuerte, de todo lo que tiene que llegar.


Anoche soñé con un muelle. Yo estaba sentada en la orilla. Miraba al horizonte. Un barco llegaba.

No hay comentarios: