sábado, abril 24, 2010

Estoy perdida...




-Cuando los labios se separan tras un beso, no se vuelve de un beso, si no AL mundo.
Después de esa frase siempre venía, como no, un beso (mágico, inesperado, especial, nuestro).
Y justo en el instante en que nuestras bocas dejaban de estar pegadas, él me preguntaba si entendía su "proverbio del beso".
-No podemos cambiar el mundo, cierto, pero al menos tenemos nuestra forma de escapar definitivamente de él.



Vayamos lejos... con un beso. Estoy bastante perdida.

No hay comentarios: