sábado, abril 24, 2010

Estoy perdida...




-Cuando los labios se separan tras un beso, no se vuelve de un beso, si no AL mundo.
Después de esa frase siempre venía, como no, un beso (mágico, inesperado, especial, nuestro).
Y justo en el instante en que nuestras bocas dejaban de estar pegadas, él me preguntaba si entendía su "proverbio del beso".
-No podemos cambiar el mundo, cierto, pero al menos tenemos nuestra forma de escapar definitivamente de él.



Vayamos lejos... con un beso. Estoy bastante perdida.

lunes, abril 19, 2010

Everything is going to be okay. What else is there left to say?
=)

I have nothing left to say. I've said too much already.

martes, abril 13, 2010

Gritos


















"El tiempo es cíclico" decían los mayas. Y en consecuencia, la vida también.
Yo he vuelto a retomar el inicio de uno de mis eternos períodos. ¿Apatía? No, simplemente desaparecen las ganas de sentir. Me he refugiado en los libros de nuevo, ahora que permanezco las horas sentada simplemente imaginando, y no paro de repetirme una y otra vez que pasará. Me molesta la luz del día, la compañía de la gente, no me reconozco en el espejo y lo peor: paso los días enteros incapaz de comer absolutamente nada.
No quiero preocuparme. Seré paciente y sacaré con cuidado todas y cada una de las estalactitas que tengo clavadas. Me escuecen cuando hablo, cuando pretendo estudiar, cuando me digo que puedo olvidarte y cada vez que intento sonreir.
No le busco razones a esta situación. Ya las he econtrado: a todo el mundo le asusta ver tan si quiera los destellos del abismos de la infelicidad.

 

martes, abril 06, 2010

Goodbye?

Did I disappoint you or let you down?
Should I be feeling guilty or let the judges frown?
'Cause I saw the end before we'd begun,
I am here for you if you'd only care.

Goodbye my lover. Goodbye my friend.
You have been the one. You have been the one for me.




I still hold your hand in mine when I'm asleep. And I'm so hollow. I'm so hollow.



Goodbye my friend

Goodbye

jueves, abril 01, 2010

Cuestión de preferencias.

Hoy he tenido una larga conversación con el sol. Una muuuy larga conversación. Estoy segura de que los norteños me envidiarían por la sensación de calor al tenerlo sobre mi piel. Le dije que este invierno le había echado de menos. Al final, me ha prohibido terminantemente seguir siendo yo la que busca escusas para dar el primer paso contigo. Y voy a hacerle caso. Sé que lleva razón. Sin embargo, ha terminado enfadándose. No le gusta oir que prefiero tu voz antes que a él.