viernes, febrero 19, 2010

Un poco más alla.


No puedes hablar de tristeza cuando tus carnes todavía no han sentido la miseria de la calle o las penurias de la soledad.
No puedes hablar de tristeza cuando no has tenido que suplicar y arrastrarte para pedir un poco de cariño.
No poder dormir por que al cerrar los ojos, sientas el corazón latir detrás de los párpados. Y que duelan de tantas lágrimas que has vertido, que desgarren uno a uno tus tormentos, como cuchillos descarados que se clavan sin pensar.
Después de tantas calamidades, la mente crea una coraza a su alrededor. Dentro no existe el mundo, y es egoista, cierto, pero que bien sienta vivir sin tanto dolor.
Y si ahora mismo estoy llorando, no importa ya, me repito. Las lágrimas termiarán secándonse, impondré una sonrsa en mi cara, y volveré a subirme al mundo, sin rumbo fijo, sin un sitio al que volver.

2 comentarios:

bolly dijo...

acia tiempo ke no te dejaba un comentario, aunke no significa ke no aya dejado de meterme, me encanta seguir viendo ke sigues siendo tan buena como siempre.tk

PATRICIA dijo...

gracias!! =)