domingo, diciembre 20, 2009

Solo una.

Quiero viajar a la playa que se esconde detrás de aquella cordillera. Quiero llegar corriendo hasta allí asfixiada por el esfuerzo, tan cansada que mi cuerpo no tenga fuerzas para seguir pensando. Quiero dejar la ropa en la puerta que separa el agua y la arena. Dejar allí mi corazón, tus recuerdos. Dejar fuera esa opresión que me persigue. Entrar sola y solo yo.
Después quiero encontrarte, tenerte de frente, verte y poder mirarte. Habré reunido las fuerzas suficientes.

Cerca habría una fiesta, en la que yo no pude entrar. Supongo que aún no sé si tengo algo que celebrar.