lunes, diciembre 07, 2009

En el andén equivocado.

La vida está llena de decepciones. Y yo he llenado aún más la mia con tantos errores.
He picado de ilusa.
Ahora los días simplemente son una sucesión de horas, hasta que de repente llega la noche y siento como otros ochenta y seis mil cuatrocientos segundos han muerto.
Si lo quiere, que se alargue el tiempo. Regalemos al día otros ochenta mil segundos. Regalemos al día otro día más.
Está claro que he estado esperando su tren en el andén equivocado.  O quizás no.
Pero no importa. Ni alargando el tiempo podemos evitar dar una respuesta, o prolongar eternamente un estado.
A fin de cuentas, yo solo necesito un si o un no para coger definitivamente el tren, o dar media vuelta y alejarme de la estación.

1 comentario:

Living the Life dijo...

Bonita actualizacion!! y la foto es preciosa!!

Un saludo!!