lunes, septiembre 28, 2009

Sumergida


Sumergida, originalmente cargada por patri.patricia91.
Aquí me siento segura.
Que el mundo siga ahí, detrás de esta cortina, que yo continuaré reponiendo cada uno de los trozos de mi muralla. Pronto ella también volverá a protegerme de ti.


No puedes ni imaginarte que se siente...
...cuando hasta mis propias palabras hacen daño.
...cuando las lágrimas son ácido que corre y corroe mis mejillas.
...cuando el tintineo de mis dientes, se siente como su estallido dentro de mi boca.
...cuando hasta que la sangre corra, el corazón lata y las manos sientan parecen mil y un puñales succionando mi alegría.

Y a pesar de que sé que verte es imposible, no puedo evitra vislumbrarte en todas partes.
Y a pesar de que sé que tú te vas, nunca existirá una invitación que me lleve contigo.

viernes, septiembre 25, 2009

If I were you...

Supongo que era hora de colgar mi canción favorita.
Tan solo colocate unos cascos y cierra los ojos. ¿No escuchas ya el piano?
Pero cerrad los ojos de verdad y disfrutad esta canción.



Y ahora soy yo quien, tras escucharla, tiene los pelos de punta. Recuerdos y recuerdos en tiempos de olvido.
A veces me encantaría no haber escuchado nunca esta canción, y de repente llegar a youtube para descubrirla. Disfrutarla por primera vez. ¿Llorar con ella por primera vez? Pedirte un si, a ti, de nuevo.

jueves, septiembre 03, 2009

Pocahontas y John Smith


Asi lo dejastesss, originalmente cargada por patri.patricia91.
Antes de que las fauces desgreñosas del aburrimiento capturen mi vida, prefiero escribirte a ti. Contarte cosas como que hoy he malgastado cinco horas de mi valioso tiempo viendo películas de princesas... Soñando con ellas, ilusionándome al pensar que todas las historias de amor tienen un final feliz.
A veces me recuerdas a John Smith. Tan seguro de ti mismo. No puedo evitar mirarte mientras te tocas el pelo a la altura de la nuca y pierdes la mirada.
Yo solo pido una noche. Yo solo te pido una ocasion especial para ti y para mi, solos tu y yo.
Si soy sincera, anoche soñé contigo.
-Se te ha olvidado ponerte pendientes-me dijiste. Me habías abordado en la ventanilla bajada de mi coche. A ti te sobraban dos copas y a mi dos kilos de adrenalina. Finalmente puse el punto muerto y eché le freno de mano, la temblina en mis pies era tal, que era incapaz de conducir.
Ni si quiera sé si este post habla de desamor o ignorancia. Ni si quiera sé si estarías dispuesto a darme una oportunidad si supieras a cuanto estaría dispuesta a renunciar.
Pero al fin y al cabo yo solo soy la tonta Pocahontas, que se quedará en el puerto observando como su John Smith se debe marchar.


Foto by Sheila Carrillo. Muchísimas Gracias.