sábado, julio 18, 2009

Yo ya pertenezco al olvido.


muete amiga, originalmente cargada por patri.patricia91.
Yo ya pertenezco al olvido, y mi corazón ya fue condenado.
Mi cuerpo fue enterrado, sepultado, mutilado, aniquilado y descuartizado. Sus restos acudieron a mi una noche, pidiendo que muerte les diera.
Poco a poco, relató el dolor sufrido. Las sensaciones obtenidas durante su decapitación, la impotencia mientras lo humillaban.
Hoy relato su azaña, cuando aun la sombra de una nocturna pérdida, se cierne sobre mi.
-No temas por ellos, cuerpo mio. Nunca conocerán nuestro secreto.
Cadena perpetua a mi mente, por el crimen de ser diferente al resto. Ni un ápice de clemencia a mi corazón, que perecerá en una silla eléctrica por el delito de amar.
-Huye mientras puedas, alma mia, Pronto por ti vendrán.
Yo ya vivo sin cuerpo, sin alma, corazón o mente.
Yo ya vivo condenada al desencanto.
Yo ya solo vivo de recuerdos, mientras en solo un recuerdo, aspiro a transformarme.

viernes, julio 10, 2009

DIFERENCIAS

-¿De veras quieres hablar de diferencias?
Porque hoy estoy dispuesta a sincerarme ante ti.
Las diferencias entre tú y yo radican en las apariencias. Yo no necesito vivir ante el gran público, ni me interesan sus opiniones sobre mi forma de vestir, andar, hablar o vivir. Vivo arreglo mis propios sentimientos, sin importarme nada lo que piensen los demás.
No estudio para sacar mejores notas que nadie, si no para formarme como persona. Así como tampoco elegí la carrera con más prestigio que se cursaba, si no aquella con la que fuera más feliz.
Me da pena al leer esto y descubrir, que mis palabras respiren tanto dolor cuando hablo de ti.
Hoy me preguntaste sin tan mal lo hacías... Supongo que esta entrada es tu respuesta.

domingo, julio 05, 2009

TE RECUERDO AMANDA

Disfrutad de esta imponente canción de Victor Jara.



Muchos no volvieron, tampoco Manuel.
[...]
Te recuerdo, Amanda.

Y a partir de ahora, a disfrutar de esos cinco minutos de descanso donde la vida es eterna. Para pasar caminando, mientras tú lo iluminas todo, sin nunca olvidar, que solo importa que tú estés allí.

LA BOMBA EXPLOTÓ


He intentado reprimirme.

Silenciar mi boca y mis manos de mis propios sentimientos.

He intentado poner un tapón a este torrente de ideas, palabras e historias que acosaban mi mente cada día, de esa alma de escritora que quería crecer, alma que yo no quería ver nacer.

Y ahora explotó. Explotó en forma de palabras, que me acompañan en esta habitación, sentada desnuda y llorando frente a un ordenador en plena madrugada. ¿Tan triste ha de ser mi vida?

Mira una y otra vez atras... él aún no llega, ni quizás vuelva jamás para mi.