viernes, mayo 02, 2008

A un amor lejano a hoy


El tiempo pasa, y no en vano.
Ya hace más de dos años que te conocí, más de uno que te perdí para siempre.
Por suerte o por desgracia, he comenzado a olvidarte. Ahora ya no lloro, ya no creo verte detrás mía en los espejos.
He comenzado a vivir, a vivir esa vida que hace dos años dejé por estar contigo.
Te escribo por última vez, para intentar, de alguna manera, cerrar para siempre este loco y bonito amor que durante muchas noches dominó mis sueños, y que durante muchos días dominó mi mente.
Pasarán los años, eso lo tengo por seguro. Te olvidaré. Me olvidarás. Esto que un día sentimos se extinguirá para siempre. Pero en el tiempo quedará la huella de un amor que superó barreras insalvables y que fue destruido con la mentira de una muerte.