martes, abril 08, 2008

PARÍS


Miro el reloj por última vez, o eso digo cada diez minutos. Algo más de media hora me distan de coger ese autobús, menos de seis horas para coger ese avión que me lleve rumbo a la ciudad del AMOR. Y tú estarás allí. Haciendo que mi corazón estalle de alegría al sostener la mirada por unos segundos más. No sé que regalaría por una caricia, no sé que estaría dispuesta a dar por un beso. Quizás mi vida. Quizás todos esos sueños y promesas que en este momento sostienen mi existencia.
Intentaré encontrarte en medio del infinito que nos rodea, y recordar esa noche, imaginar todas esas que deben llegar.

Te quiero. No puedo ocultarlo ni un día más. Que el mundo conozca esto que siento.

2 comentarios:

ER BOLLY dijo...

Espero que tus deseos fuesen cumplidos, pues los mios tu ya los cumplistes. TKM

PATRICIA dijo...

"La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace a la vida más interesante" me dijo un señor esta mediodía. Por suerte aun tengo muchos por cumplir, y quiero cumplirlos contigo.