lunes, marzo 31, 2008

A una noche...




La historia de un beso, una noche, un sueño hecho realidad. Pocas horas antes lo habría dado todo por perdido. Pensó incluso que nunca más lo volvería a besar, a tocar, a sentir dentro de su ser.
Un círculo de plata, ajeno a tanto problemas terrenales, la observaba desde lo alto, le intentaba explicar que tuviera calma. Todo tenía en aquella noche un porqué.
¿Qué sintió verdaderamente? Aún hoy desconozco que fue. El tiempo paró durante un segundo, el agua dejó de caer. Solo existieron en aquel momento dos almas sobre la tierra, y su felicidad llenó hasta el más recóndito mundano lugar donde su amor libre pudo ser