domingo, diciembre 30, 2007

Algo más sobre el amor

A lo largo de mis dieciseis años como enamorada y escritora, he sacado muchas conclusiones que me hacían pensar. De todas ellas, solo hay una que me persigue y acompaña a mi mente en cada minuto, hora y día de mi vida. Con el paso de todo este tiempo, he descubierto, que solo hay una barrera insalvable que el amor no puede derrotar. Esa barrera es la única con la que no lucharía nunca, por la que siempre se dejará vencer. A esa barrera llamada muerte he intentado enfrentarme, intentando en vano, poderla superar. Cuando es la muerte la que mata a uno de los amantes, consigue matar también, las esperanzas y vidas de ambos.
Hace algún tiempo leí que a veces, un sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones. Hoy y muy a mi pesar, me llegó el día de entender esa frase, y es mi corazón quién más siente que hasta este punto he de entenderla.
He aprendido con los años también, que habrá muchas veces en mi vida en la que encuentre amores imposibles, pero que no por ello deberé creer que no serán real.

3 comentarios:

loksiyas dijo...

patri, no me canso de decirte q me encanta cómo escribes. somos dos tontas, te unes tú tb al club de las lloronas? tamos laura y yo por ahora, jaja. weno pero yo no hago ya muxo porque puedo decir orgullosa y en voz alta q adiós! q le den! es q esa frase de la sombra del viento me ha conmovido: alguien dijo una vez que en el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien has dejado de quererle para siempre. joder pero q pazo verdad!!

weno niñaaa q te dejooo, a ver si pasas por el mío, aunque lo tengo unp oco abandonado, jeje. hace unas semanas me pasé por aquí y tb te firmé, no sé si las viste!

teqieroo

PATRICIA dijo...

Me temo que he entrado ya en el club de las lloronas, xq solo leer el comentario lloro. Bonita frase, y supongo que bonito libro, aunque no tiene del todo razón. Me he parado muchas veces en mi vida para preguntarme si lo quería (a culaquiera de los dos) y seguía enamorada...

PATRICIA dijo...

Me temo que he entrado ya en el club de las lloronas, xq solo leer el comentario lloro. Bonita frase, y supongo que bonito libro, aunque no tiene del todo razón. Me he parado muchas veces en mi vida para preguntarme si lo quería (a culaquiera de los dos) y seguía enamorada...