domingo, junio 10, 2007

Los pilares de la vida

Hasta que punto pueden llegar a cambiar las cosas cuando uno de esos pilares en los que nuestra vida se apoya, de repente desaparece.
Desde ese instante, ya nada es igual. Incluso el agua sabe diferente.
Cosas que hasta ahora nos daban sensación de libertad, o tranquilidad, no lo hacen ahora, y ni si quiera el viento nos trae susurros que el alma trata de interpretar.
Desde que uno de esos pilares se derrumba, o simplemente se oxida, nuestro corazón cae con él en el avismo, ese del que es muy difícl salir.

Cuando uno de ellos muere, nuestra piel desaparece, permitiendo ver nuestros tristes sentimientos a miradas indiscretas.

La vida es destruida con esos pilares, nuestros pensamientos e ideas también.

Tú eras un pilar, tú un día caiste, tú un día me llevaste contigo.

No hay comentarios: