miércoles, abril 18, 2007

no hay título para la desesperación

Noto una fría humedad cuando caen estas tristes lágrimas sobre mis mejillas. Noto mi corazón pararse poco a poco. Siento mi alma estallar en mil pedazos.
Un veneno me corre por dentro cada vez que recuerdo que pasa, y esta soledad crea un vacío que me deja sin aire.
Verdaderamente no sé que ocurre, espero que todo se calme y que recupere mi anelada tranquilidad.

No hay comentarios: