miércoles, octubre 11, 2006

MI MUNDO SE DERRUMBA

Poco a poco el alma va muriendo, las lágrimas me comen la cara, la sonrisa desaparece en el olvido. Desde q no estás a mi lado todo ha cambiado. Todo es ahora más difícil, o eso me parece. No puedo dormir, ni estudiar, ni hablar. Noto como q mis amigas me dan de lado, como mis padres me abandonan, y tú, el amor de mi vida, me deja sin más.
Ni si qiera este cariño q por tí siento, lo q asta aora me mantenía viva, puede consolarme ya. Nada puede hacerlo, ni si qiera tú. Tanto daño he soportado...

Con estas palabras describí mis sentimientos la noche q te fuiste. Como bien decía, mi mundo se derrumbaba ante mí. Después comencé a leer antiguas poesías, y esta me llamó la atención. Era la última reconciliación q abía vivido contigo, mi última calma tras tempestad, ahora todo es tempestad. Nada puede acer q olvide esos días q estuvimos juntos, esos eternos días llenos de felicidad, ni si qiera las absurdas discursiones q teníamos pueden empañarlo. Te adoraba, y te adoro aún.

Me acerqué pensativa. El corazón se me acelera. Los pensamientos se vuelven inertes.
La tierra gira y gira, el suelo se mueve, el reloj se para.
Tus ojos azules, mar de naufragios, me esperan entre reproches.
Comenzaste diciendo te odio, pero paraste al ver q lloraba. Me dijiste entonces te qiero, y todo a mi al rededor cambió.
Solo conseguiste esa noche herir mis sentimientos, pero lo arregalste de esa manera q sólo tú sabes.
No me dejes nunca, no me olvides nunca, nunca me dejes de amar.

lunes, octubre 02, 2006

empezar esto

Al principio creí q hacer un blog sería fácil, con este afan de escritora q me corre por las venas y esa extraña creatividad q me domina.
Le puse ese nombre, mi mundo sin tí, por que de eso va mi vida, afrontar día a día la realidad en la q me dejaste desde q te marchastes en ese avión. Esta es mi historia, mi mundo, un mundo en el q desapareciste en el peor momento.
Poco a poco intentaré deshacerme de este enganche q me provoca esa necesidad de escuchar canciones de amor y ponerme a llorar, esta ansia de abrazarte, de besarte, superar esos momentos en los q te tengo entre mis brazos y de repente te esfumas, desapareces.
Intentaré olvidarte, ¿qizás un imposible? Solo el tiempo lo dirá.